Cinco cosas que (a lo mejor) no sabías de los arneses

ArnésAunque los arneses son un juguete cada vez más popular, mucho misterio y falsos mitos lo rodean. Aquí te desgranamos algunos datos para que empieces a conocerlos:

El primero: no, no estamos hablando de escalada. Para los que no los conozcan, se trata de un juguete sexual que consiste en un dildo y en unas cintas – o correas – que se ajustan a la cintura y las piernas sujetando el dildo en la parte frontal.

El segundo: lo que acabamos de decir no es el del todo cierto, hay más que eso. Si bien al principio todos respondían a un mismo patrón (el del dildo y las correas o cintas para sujetarlo a la cintura) a medida que ha ido pasando el tiempo, igual que sucede con todos los juguetes sexuales, han ido apareciendo diferentes modelos. Ya no sólo los hay como los que comentábamos, sino que también los hay para colocar en diferentes sitios (en la pierna, en la mano…), con más de un dildo, con dildos que vibran, con una funda para el pene en vez de dildo, con ropa interior en vez de con cintas… e incluso sin sujeción de ningún tipo. ¡Todo un mundo de variedad y usos!

El tercero: no, no son patrimonio exclusivo de uso lésbico. Diga lo que diga el mito popular es un juguete apto para parejas de todas las orientaciones, y de hecho tiene mucho éxito entre las parejas heterosexuales. ¡Un cabio de roles puede ser muy, muy excitante!

El cuarta: llevan entre nosotros más tiempo del que parece. De acuerdo con algunos hallazgos arqueológicos, existe la hipótesis de que algunos de los dildos de piedra del paleolítico que se han encontrado podrían ser arneses. También aparecen representados en el arte a lo largo de la historia, y ya con total seguridad se han encontrado arneses de madera orientales.

El quinto: no es tan complicado como parece. Quizá a primera vista y sin conocer toda la variedad que hay parece un poco armatoste, o quizá precisamente viendo toda la variedad que hay puede parece complicado, pero todo es ponerse a ello con ganas e información. Es clave escogerlo en función de para qué lo vamos a utilizar y de aquello que más nos gusta, así como – igual que con todos los juguetes sexuales – proporcionarles un cuidado e higiene adecuados.

Si aun no los has probado, con estas pinceladas, ¿qué dudas o curiosidades te quedan? ¿Te animarías a probarlos?

Eugenia Cames

Eugenia Cames es sexóloga y formadora de Sex Academy Barcelona

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest