El misterioso poder de las BOLAS CHINAS

Tod@s hemos escuchado hablar de ellas, parecen que pueden dar orgasmos y que algunos ginecólogos las recomiendan para la incontinencia urinaria, pero en realidad, estos son solo dos detalles de lo que realmente pueden hacer estas bolas

Antes de nada, me gustaría aclarar que este producto es originalmente japonés, se han hecho populares como chinas ya que su origen es asiático pero también se las llaman bolas Geisha o bolas terapéuticas, siempre va bien saber un poquito más.

geisha

Se venden en las tiendas de juguetes eróticos y en farmacias, hay varias marcas y modelos para que puedas escoger el mejor para ti según tus necesidades y gustos: recuerda que será tuyo y debe gustarte, la parte estética de estos productos es muy importante, debes sentirte a gusto con todo lo relacionado con tu sexualidad y tu cuidado personal.

Ahora vamos a resolver los mitos que las rodea:

  1. Puestas, puedes tener grandes orgasmos/multiorgasmos
  2. Los médicos las “recetan” para las mujeres de mayor edad
  3. Las usan las lesbianas
  4. Es como un vibrador
  5. Son caras
  6. Se usan durante las relaciones sexuales

En primer lugar, las bolas te permiten tonificar las paredes de la vagina de una forma cómoda y sin necesidad de hacer ningún esfuerzo físico (ejercicios de Kegel o variantes). Consta de dos (o tres) bolas unidas entre sí con un aplicador de plástico y en su interior contienen unos pesos de bajo peso que al moverse, chocan contra la pared de la bola y una vez aplicado en la vagina (como un tampón) ejercitan toda la zona del suelo pélvico.

bolas chinasQue estas vibraciones te hagan llegar al orgasmo es real en un porcentaje bajo de la población femenina, pero sí que es cierto que si las usamos de una forma rutinaria lograremos en nuestras relaciones sexuales un mayor control de nuestro cuerpo y unos orgasmos mucho más intensos y duraderos. Sino sabeis si necesitais este entrenamiento, solo tenéis que introducir un dedo en vuestra vagina y palpar la pared, si está fina y blanda os recomiendo invertir un poquito de tiempo para mejorarla 😉

 
 
 
 

¿Qué beneficios tiene para que lo recomienden ginecólogos y sexólogos?

★ Problemas sexuales: dolor durante el coito o penetración, dificultad para tener o llegar al orgasmo, sensación de no sentir “suficiente”, llegar rápido al orgasmo,
sentirlo muy débil…

★ Prevenir o tratar la incontinencia urinaria: si a partir de los 25 años no mantenemos nuestro suelo pélvico en forma (como si habláramos de los bíceps), con el tiempo se debilita, y pueden aparecer pequeñas pérdidas de orina. Las bolas terapéuticas sirven por un lado de prevención, tratamiento y de mantenimiento, si empezamos antes evitaremos el tener que tratarlo con más intensidad y preocupación cuando seamos mayores.

★ Mejorar relaciones sexuales: cuando trabajamos con nuestro cuerpo en todos los sentidos, nos hacemos más conscientes de lo que somos, de lo que tenemos, de lo que podemos sentir y de lo que nos gusta. Poder ejercitar las paredes de la vagina hace que durante la penetración sintamos más, haya más fricción y más contacto. Es placentero tanto para él como para ella, los orgasmos serán más intensos y más duraderos, podemos incluso repetir con una latencia más corta.

★ Ganar control en la área sexual: aquí explico concretamente lo que sucede con las sensaciones durante el desarrollo del orgasmo. Cuando las mujeres sentimos que llega, podemos aprender a parar, respirar y retardar el clímax para que sea más intenso. Al utilizar las bolas de forma rutinaria, mantenemos el cuerpo fuerte y tonificado, así las contracciones que se dan durante el orgasmo femenino, se volverán más intensas y más fuertes, ganando placer y nuevas sensaciones, tanto
para ti como para tu pareja.

★ Mejorar el proceso del parto y post-parto: Otra curiosidad más, prepara el cuerpo físicamente para el parto es algo importante ya que éste estará expuesto a un sinfín de cambios que interesa tener en cuenta. Hay ejercicios posturales y de respiración para complementar el trabajo del suelo pélvico, pero las bolas son un comienzo. Al tener al bebé toda la zona se irá recolocando de forma natural a estado anterior, pero utilizar las bolas aumentará la rapidez y la sensación de bienestar sexual.

Vagina

Los ejercicios comentados son muy sencillos, simplemente debes introducir las bolas con un poco de lubricante y dejar que hagan ellas el trabajo. Debemos estar durante 5 o 10 minutos (máximo 15) con ellas dentro, y solo hay un requisito, estar de pie en movimiento, es decir, ¡nada de tumbaros en el sofá! Lo podéis hacer de 3 a 5 días a la semana, dependiendo de la intensidad del ejercicio que necesitéis y de lo cumplidoras que seáis con la rutina… 

Siguiendo aclarando los mitos, éstas no son recomendadas para usarlas mientras se tienen relaciones sexuales… pero ya sabéis que cuando hablamos de sexualidad no hay nada correcto o incorrecto siempre que respetemos a nuestra pareja y a nuestro cuerpo y mente. 

Las pueden utilizar TODAS las mujeres independientemente de su orientación sexual, recordad la función y los beneficios que se han comentado más arriba.

Como aliadas van genial en nuestro presente y para nuestro futuro, os recomiendo esta pequeña inversión (algunas valen menos de 20 euros) si queréis mejorar vuestra sexualidad y cuidar vuestro cuerpo ¡solo tenemos uno!

Anna GarrigaAnna Garriga. Psicóloga, sexóloga y colaboradora de Sex Academy Barcelona

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest