Hagamos el amor con una mujer que nos quiere mucho. O claves de la masturbación femenina ;-)

masturbación

Descubrir la propia sexualidad precisa de un cambio en la persona que requiere tiempo, deseo y esfuerzo. Cada mujer es un mundo, única, y cada una necesita una estimulación distinta que sólo ella misma puede descubrir.

Claves de la masturbación femenina

La principal clave es que no hay “ninguna clave”. Digamos que hay tantas técnicas de masturbación como mujeres habitan el planeta Tierra. Es decir, no existe el manual de instrucciones infalible apto para todas, así que la mejor manera de saber lo que nos gusta es, cómo no, practicando.

El contexto es tan importante como la técnica. Encontrar un momento en el que se esté tranquila y cómoda es primordial para disfrutar de la masturbación.

Estimular directamente el clítoris o la vagina no es la mejor manera de comenzar. Explorando el vientre, los pechos o las ingles mientras se fantasea y/o se recurre a los recuerdos eróticos para excitarse durante la masturbación hará que la experiencia sea mucho más placentera.

También es importante encontrar una postura que te sea confortable. Hay a quien le gusta hacerlo de costado, hacia arriba o boca abajo… Es una cuestión de gustos, pero, en todo caso, lo ideal será encontrar la manera más sencilla y relajada con la que poder masturbarse.

Una vez excitada, llega el momento de tocar los puntos más sensibles. Hay mujeres a quienes les resulta más efectivo estimular el clítoris; para otras, lo es la estimulación vaginal. Aquí no hay un patrón universal, así que hay que comenzar por donde más le guste a una y, siempre, sin olvidar el resto del cuerpo: ¡sólo así se descubrirán nuevas sensaciones y experiencias diferentes!

Lo que deberíamos evitar

Muchas mujeres se masturban como si fuera una tarea más. Una cualquiera como hacer la comida o formatear el ordenador. No se toman el tiempo necesario para experimentar con otras técnicas y en diferentes zonas erógenas, como tampoco se preocupan por hacer del onanismo toda una experiencia. Es decir, no gozan del camino, del durante, de las sensaciones… Digamos que van directas a la meta.

Otro error común entre las mujeres es masturbarse siempre de la misma manera: o con la mano o con un vibrador. No todos los días nos apetece comer el mismo plato de comida, ¿verdad? Pues con la masturbación ocurre lo mismo.

Pero el error más flagrante de todos es sentirse mal por hacerlo, ya sea porque tienen pareja y creen que su sexualidad se ha de limitar a la de su compañero/a sentimental, o por otras cuestiones de carácter puramente social o educativo. Este error provoca que no lo disfruten con la plenitud que se merece.

¿Cómo se enseña a una pareja a masturbar bien?

Es primordial tener un autoconocimiento del propio cuerpo. Como decía anteriormente, cada mujer es única, y, por tanto, para poder masturbar como le gusta a cada una hay que tener un “manual de instrucciones” propio, descubierto individualmente y a conciencia.

Una vez descubierto el modo más satisfactorio de proporcionarse placer, es el momento de comunicarlo. Una forma excitante de hacerlo es mientras la pareja nos mira. Así, él (o ella) podrá aprender, en vivo y en directo, cómo se hace.

Otra manera sería guiando a la pareja llevando sus manos hacia nuestros puntos más sensibles, enseñándole cómo presionarlos y estimularlos… O, sencillamente, guiándole con indicaciones verbales. Sea cuál sea la técnica empleada para enseñarle a tu pareja sobre cómo masturbarte, es importante que se produzca en un contexto erótico, sensual, y en el que los dos miembros estén cómodos y sin vergüenzas de por medio. En ningún caso debe convertirse en una masterclass seria y académica con exámen final.

Y, si necesitas una ayuda, nosotros te podemos ayudar.

En el mes de la masturbación, ¡regálate placer! En Sex Academy impartimos talleres de masturbación, tanto masculina como femenina. ¿Te animas? Son talleres en los que proporcionamos a los alumnos información desde una perspectiva lúdica, con contenido, donde se resuelven las dudas (¡que son muchas!) alrededor de la propia anatomía y de la autoexploración en general.

De este modo nuestros alumnos salen del taller sabiendo todo lo necesario sobre el tema: desde fisiología, pasando por curiosidades, técnicas, posturas, consejos…, y, en muchas ocasiones, permitiéndose hacerlo luego en sus propias casas sin ningún tipo de remordimiento, dándose cuenta de que masturbarse no tiene nada de malo, ni siquiera de extraño, sino que es necesario, saludable y natural.

Así que, lo dicho, ¡manos a la obra y sin ningún tipo de remordimiento! ¡Viva el mes de mayo y la masturbación!

 

Mireia Manjón

Mireia Manjón es sexóloga y directora adjunta de Sex Academy Barcelona

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest