Lo mejor y lo peor de “50 sombras de Grey” (¡en 5 minutos y sin spoilers!)

En cuanto a lo peor, viene todo de la mano de olvidar que estamos ante una obra de ficción. Los roles de los personajes, los diferentes mitos y tópicos que aparecen en la saga (“el amor todo lo puede”, “la liberación sexual de la mujer viene de la mano de un hombre que le muestra cómo disfrutar”, “jovencita iniciada sexualmente por un macho alfa frío”, “el apego y el amor van ligados a los celos”, etc.) son únicamente los ingredientes y el attrezzo para montar un mundo de fantasía erótica ajustado a ciertos cánones, pero lo que no son es un modelo relacional sano. Y esto es vital tenerlo claro.

Por otro lado, y volviendo a hacer hincapié en que estamos ante una fantasía sexual (vamos a ser un poco pesados con esto), cabe recordar que aunque éstas son saludables y tienen muchos beneficios  hay dos puntos clave a tener en cuenta a la hora de intentar trasladar éstas a la realidad.

El primero es que no todo aquello que nos excita en la fantasía nos excita en la realidad (de hecho a menudo fantaseamos con cosas que en realidad no nos gustarían nada), y el segundo que llevarlas a cabo puede salir bien… o no. Enfrentar fantasía y realidad conlleva, sin querer, depositar toda una serie de expectativas que pueden no cumplirse: igualar una fantasía creada a medida y donde todo es perfecto puede ser muy difícil.

Además realizar una fantasía puede ser un cartucho de un solo uso: si bien una fantasía realizada que vaya bien puede ser muy excitante y proporcionarnos un recuerdo genial, también es cierto que una vez rota la magia de la fantasía ésta puede perder toda su intensidad erótica (especialmente si no sale bien o si teníamos muchas expectativas). Esto no significa que no tengamos que poner a prueba ninguna de nuestras fantasías (¡qué aburrido sería todo!), pero sí que conviene sopesar cuáles serán las elegidas.

Y ahora, si te apetece, anímate y cuéntanos tú también qué es lo que te ha parecido lo mejor y lo peor de esta trilogía.

Eugenia Cames

Sexóloga y formadora en Sex Academy Barcelona

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest