¿Cómo afecta la menopausia a mi sexualidad?

La menopausia es una etapa normal de la vida de toda mujer. No obstante, no se habla del sexo más allá de los 50; y si se habla se suele hacer en tono de broma. ¿Qué pasa con nuestra sexualidad? ¿A medida que cumplimos años desaparece? ¿Ya no hay ganas? ¿Por qué no se habla de ello?

La realidad es que tu sexualidad no tiene por qué acabarse nunca, aunque, evidentemente va a ser distinta en cada época de tu vida. Lo más importante es adaptar tus relaciones sexuales a los cambios físicos y psicológicos que vas a experimentar a lo largo de cada etapa de tu vida. Especialmente durante la menopausia, porque la forma en la que la percibes y la vives va a condicionar la manera en que experimentes tu sexualidad.

Los cambios hormonales que se producen en la menopausia van a contribuir en reactivar, frenar o interrumpir tus relaciones sexuales. Todo depende de cómo los afrontes. Recuerda que los cambios físicos por sí solos no alteran tu potencial como mujer para desear, excitarte, tener orgasmos y sentir placer. De hecho, son los factores psicológicos y emocionales los que van a influir en tu bienestar sexual.

 

¿Cuáles son los problemas sexuales más habituales en la menopausia?

  1. Cambios en la imagen corporal

A cada edad le toca un cuerpo diferente. Con el paso del tiempo tu cuerpo ha ido cambiando. Si te avergüenzas de él seguramente lo esconderás y no podrás disfrutar ni a solas, ni en pareja. Si te adaptas y aceptas el cuerpo que tienes podrás jugar con él y compartirlo con tu pareja sexual. Mírate al espejo, explora cómo eres ahora, cómo has cambiado, conoce tus zonas erógenas, contacta con tu cuerpo y date permiso para abrirlo al placer.

  1. Sequedad vaginal

La sequedad vaginal puede provocar desde molestias hasta dolor intenso durante la penetración. Si este es tu caso, es normal que evites las relaciones sexuales por miedo al dolor. Desde Sex Academy, te recomendamos que recomendamos lo siguiente:

  • Hidrata tu vagina. Igual que te pones crema hidratante en el resto del cuerpo, llega un momento en que tu vagina también necesita hidratación.
  • Utiliza lubricantes. Aunque estés excitada, puede que ya no lubriques igual, por lo que es importante que uses lubricantes para facilitar la penetración y reducir así la fricción que se produce.
  1. Falta de deseo sexual

Creemos que las hormonas juegan un papel decisivo en la falta de deseo sexual, pero los factores que tienen más peso son los psicológicos. Piensa que las mujeres que se enamoran en esta etapa no tienen tantos problemas de deseo sexual.

Hacer las mismas cosas el mismo día y de la misma forma te lleva a la rutina sexual. Lo que despierta el deseo no es la norma, sino la novedad. Si sientes dolor durante el sexo, tu cuerpo va a rechazar esa experiencia, por lo que es normal que cada vez tengas menos ganas. Tu historia sexual también influye. Si nunca has disfrutado del sexo y no lo consideras prioritario en tu vida, en la menopausia puedes encontrar la excusa perfecta para renunciar o reducirlo drásticamente.  En cambio, si has disfrutado no querrás renunciar y tu deseo seguirá como hasta ahora.

Si la frecuencia de las relaciones sexuales disminuye, esto no significa que baje la calidad o sea menos gratificante, de hecho, puede aumentar. Si por mantener una frecuencia que consideras “normal” te fuerzas a cumplir con cierta regularidad “porque toca” o “por miedo a perder a tu pareja si no cumples unos mínimos” vas a convertir el sexo en una obligación. Y el deseo y la obligación son malos compañeros.

  1. Dificultad para llegar al orgasmo

Como disminuye el tono muscular y se concentra menos sangre en la zona vaginal las contracciones del orgasmo pueden ser menos intensas. A pesar de esto, tu capacidad de disfrute no tiene por qué alterarse.

Si ejercitas tu suelo pélvico, ya sea mediante los ejercicios de Kegel o utilizando bolas chinas, tu musculatura vaginal estará más tonificada y las contracciones serán mejores.

 

¡Recuerda que puedes disfrutar de tu sexualidad a cualquier edad!

 

Maria Martinez Murillo
 Psicóloga, Sexóloga, Terapeuta de pareja y formadora de Sex Academy Barcelona.