NO SIEMPRE EL SEXO ES PLACER: por qué entrenar el suelo pélvico

Aunque hoy en día da la impresión de que el sexo es siempre placentero, lamentablemente no es así: existen muchos tipos de disfunciones por las cuales puede haber dolor o falta de placer en las relaciones sexuales.

Es más,  suele creerse que este tipo de problemas  son debidos a trastornos psicológicos, pero no siempre es así, sino que muchas veces hay componentes físicos y factores de otras enfermedades. Por ejemplo, hay enfermedades como la diabetes, tiroides, endometriosis,…que pueden a largo plazo crear problemas sexuales. Además, el uso de antibióticos, antidepresivos,…también pueden favorecer este tipo de problemas.

Las que se detallan a continuación son aquellas debidas a problemas físicos como son los derivados por problemas de los músculos del suelo pélvicos: la anorgasmia, vaginismo o dispareunia son más frecuentes de lo que pensamos en las mujeres, lo que ocurre es que son problemas que suelen estar “escondidos” por ser tema tabú.

La buena noticia es que pueden ser tratadas, por lo que es importante ponerse en contacto con un médico para que te remita a un especialista si es tu caso. Antes de empezar a detallarlas, debo de explicarte que el cuerpo y la mente van tan unidos que muchas veces no es fácil tratar solo una parte, sino que conviene tratar ambas: por eso siempre es importante tratar los problemas con un equipo multidisciplinar, que incluya las disfunciones físicas (con un fisioterapeuta especializado en fisiosexología) pero también abordar el problema psicológico.

-Anorgasmia: disminución o ausencia de sensibilidad en las relaciones (en coito). Si la causa no es psicológica, puede haberse producido esta falta de sensibilidad por problemas en el parto (obstétricos), menopausia, fibromialgia, amputación del clítoris o histerectomía.

El trabajo que se puede hacer para mejorar la sensibilidad es lo que se llama propiocepción: mejorar la percepción a través de estímulos. Para ello, se pueden usar masajeadores, ejercicios para fortalecer el suelo pélvico (por medio de biofeedback,  ejercicios de kegel http://saludpelvica.com/kegel-guia-basica/, fortalecer la pelvis en general (abdomen,…).

-Vaginismo: se trata de un espasmo involuntario en los músculos del suelo pélvico que provocan que sea doloroso o impracticable del coito en la vagina. Estos espasmos no son otra cosa que contracciones musculares involuntarias e inadecuadas. Pueden tener un origen psicológico, pero también puede existir algún problema pélvico: sacro,..

El tratamiento sería similar a un espasmo en otra zona del cuerpo (imagina que es similar tener una torticolis): se realizan ejercicios de relajación muscular. Estos ejercicios perineales suelen incluir el uso de dilatadores progresivos (aumento de tamaño a medida de que se gana elasticidad en la zona), el uso de biofeedback (la paciente aprende a relajar la musculatura por el uso de aparatos que le indican cuando está más tensa y cuando más relajada). De esta manera se consiguen corregir contracciones inadecuadas.

Dispareunia: dolor persistente asociado con la penetración vaginal o dolor tras la penetración. Puede tener varias causas: por falta de lubricación, la vagina no se dilate lo suficiente, que exista un prolapso (http://saludpelvica.com/prolapso/)… El tratamiento puede ser combinado de fármacos con la fisioterapia.

Para volver a tener la musculatura elástica, se usan masajeadores, se realiza el masaje perineal…

-Hipersensibilidad: en casos de cicatrices por desgarros o episiotomías tras el parto también es posible que haya una sensibilidad alterada. Puede existir dolor al tacto.

Como ves, el trabajo de la musculatura del suelo pélvico puede ayudarte a luchar contra determinados problemas, hoy en día dispones de muchas ayudas para poder hacer cuidados en casa.

 

Consulta siempre con un profesional sobre las opciones que más te convienen.

Victoria Zamora

Fisioterapeuta y creadora de www.saludpelvica.com

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest